lunes, 26 de julio de 2010

Fotos Favoritas

Polinizando
 



Embalse del Rumblar



















Floripondios


Atardecer

Verde que te quiero

Trasluz
  


Primavera
Caminante

































Araña



























Destino: Arco iris


























Casa















































viernes, 16 de julio de 2010

Las Morillas de Jaén

¿Por qué sobrevive una canción del siglo XV y no otra? ¿Qué elementos o factores contiene para que una canción popular, del pueblo perdure hasta nuestros días y no caiga en el olvido? ¿Qué la hace especial?

Las morillas de Jaén, las tres morillas, las tres moricas...da lo mismo, son la misma cosa, es la misma cultura popular que nos ha llegado intacta, es un presente de la edad media que hoy día podemos reproducir y saborear.

Siguiendo el espítiru de este blog, que no es otro que el de dar "otra visión" de las cosas, otro enfoque de Jaén y todo lo que le rodea, pretendo un acercamiento a los símbolos que se entreven tras la coplilla  de las morillas, dejando a un lado los elementos literarios, musicales, poéticos ,etc. centrándonos en lo que pueda encerrar de leyenda.

La letra original se recoge en el "Cancionero de Musical"  de Barvieri, y data del siglo XV;


Tres morillas me enamoran
en Jaén;
Axa, Fátima y Marién.
Tres morillas tan garridas 
iban a coger olivas 
y hallábanlas cogidas
en Jaén:
Axa, Fátima y Marién.


Y hallábanlas cogidas,
y tornaban desmaídas
y las colores perdidas
en Jaén,
Axa, Fátima y Marién.


Tres moriscas tan lozanas
iban a coger manzanas
en Jaen,
Axa, Fátima y Marién.


Una a uno y uno a una
se quieren bien
Axa, Fátima y Marién.

Hasta aquí la copla no encierra ningún misterio ni nos dice nada. 

En el siglo XX, Lorca decidió recoger la canción en forma de Zéjel ( forma propia del arte musical hispano - árabe) con ciertos retoques en la letra, para según el mismo autor, actualizar el rudo texto morisco.
Gravísimo error, a mi juicio, y  no entiendo como nuestro genial poeta, se atrevió a mover siquiera una coma de un texto tan ancestral, desvirtuando así el significado de la canción; para Lorca lo que la letra y la melodía nos trasmiten, son los tiempos de la Reconquista, cuando unas pobres morillas, conversas a su pesar, discriminadas por los vencedores cristianos, van a hacer la rebusca en el olivar, en el manzanar, y no encuentran nada, sintiéndose pobremente desamparadas.

Baste un ejemplo del retoque de Lorca; 
para él, queda mejor "moricas" que "morillas" ( hay diversos cantantes que interpretan la melodía lorquiana, y nada que ver con la versión original)

Obervemos los elementos de la letra, sin dejarnos engañar, por la aparente ingenuidad que parece transmitir:


..."Iban a coger manzanas..."




No puede haber un símbolo cargado de más significado que las manzanas. Para todas las culturas y tradiciones las manzanas han sido el símbolo que representa el conocimiento y la inmortalidad. Pero para comprender que tiene esto que ver con nuestras "morillas de Jaén" debemos recordar algo de la mitología griega;


Para los habitantes de Oriente, es decir, los primeros pobladores, ( Tigris, Éufrates, Egipcios, Griegos, Persas...) el Occidente, es decir, nosotros, éramos el lugar destinado a albergar sus mitos, dioses, creencias y toda su tradición simbólica. En efecto, en nuestro entorno ocurrían los hechos más fantásticos, más mágicos y sus historias, ocurrían en suelo occidental.
La razón de porque es esto así es bien sabida. La puesta del sol, el ocaso, el oeste, la tiniebla, el occidente, en definitiva,  era el lugar donde, indefectiblemente, debían de habitar los seres mágicos. El mismo Camino de Santiago no es sino una peregrinación hacia el ocaso, hacia el oeste.



El verdadero origen del camino de Santiago, era marchar hacia el Oeste, hacia el "Finis Terrae" para iniciarse en una especie de renacimiento espiritual. Un viaje al fin de todo, para volver a nacer.




Por lo tanto no es de extrañar, que para los griegos, sus elementos más mágicos, como La Atlántida, por ejemplo, estuviese cerca del Litoral Andaluz, en el oeste, según nos cuenta Platón.


Tenemos multitud de referencias en la mitología griega, sobre la ubicación de las manzanas de la sabiduría, por algún lugar de Andalucía:

El titán Atlas, se sublevó contra Zeus; lógicamente salió derrotado, y éste le impuso como castigo sujetar la bóveda celeste, en algún lugar del noroeste africano, cerca del Atlas. Se cuenta que mientras se lamentaba sujetando el mundo, cerca de él, se hallaba un jardín con unos manzanos que daban frutos valiosísimos, las manzanas doradas del conocimiento. Manzanas que había regalado  Gea ( la diosa Madre) a Zeus como regalo de boda.


Zeus, entonces dio las manzanas a Hera, su esposa y ésta las plantó en el jardín de las Hespérides. Pero como no se fiaba de ellas, colocó como custodio, a un dragón, el dragón Ladón, para que las valiosas manzanas estuviesen a buen recaudo.


























El dragón Ladón, con las Hespérides bajo el manzano del conocimiento



Etimológicamente "Hespérides" significa "hijas del aterdecer"

Y las narraciones griegas nos indican que las Hespérides eran ninfas que cuidaban un maravilloso jardín, en un lejano rincón de occidente, el cual tenía un manzano del que se obtenían unas doradas manzanas, fruto de todo conocimiento e inmnortalidad 



Según que fuentes se consulten, se cuenta que las Hespérides eran Tres, cuatro o incluso nueve; pero normalmente se consideraba que eran tres. 

Las manzanas tan recurrentes en todas las tradiciones, símbolo de sabiduría, la manzana que comió Adán, la manzana de Newton, éste sabía muy bien debajo de que árbol se ponía.




















Se cuenta que newton era un "iniciado", era un buscador de la Cava, miembro del priorato de Sión... por lo que su "manzanazo" no fue casual.






Aún tenemos otro dato para atribuir cerca de la península el jardín de las Hespérides; Primigeniamente los romanos llamaban a la Península Hesperia, lo que derivó en Hispania, finalmente España, ¡nuestro topónimo pudiera venir de la mitología griega!

Hasta aquí podemos pensar que el manzano de la sabiduría bien pudiera estar en algún punto entre el norte de África y el Sur peninsular.


Pero aparece un personaje como Heracles o Hércules, y vemos que deja un rastro, vemos que inicia un camino que inexorablemente le conduce a Jaén.


Sabido es que a Hércules se le impusieron doce trabajos, pues uno de los trabajos era robar las Manzanas a las Hespérides. Y sabemos que Hércules atravesó el estrecho, sujetando las columnas, y sabemos que llegó más al norte, en concreto a Martos, de lo que hablaremos más adelante, ahora veamos la relación de Jaén con Hércules;


Hércules en Jaén

Sabemos que Hércules derrotó al Dragón-Serpiente que custodiaba las manzanas en el Jardín de las Hespérides, bien, si obervamos desde el cielo algunos de los edificios más representativos históricamente hablando de la ciudad, nos sorprenderemos al unir sus puntos:

 
























Castillo de S. Catalina, Iglesia de la Magalena, Santo Domingo,San Andrés, San Bartolomé, Arco San Lorenzo, La Merced y La Catedral unidas


+


















 Constelación del dragón, cada estrella principal, coincide con un edificio representativo de la Historia de Jaén. Si se tiene en cuenta la cola del dragón, completamos con el Castillo de S. Catalina.




Quizá ya sabemos de donde viene nuestra leyenda del lagarto de la Magdalena...




Realmente el parecido es asombroso ¿casualidad? No, porque sus medidas guardan relación con las de la constelación.



Si observamos el cielo, sabremos que encima del dragón está Hércules, matando a la serpiente cuando roba las manzanas, pues, precisamente la costelación de Hércules coincide con otros dos edificios emblemáticos de la historia de Jaén: La capilla de San Ildefonso y el convento de las Bernardas, junto con la puerta del Ángel.


























Hércules derrotando al dragón Ladón...¿o a nuestro lagarto de la Magdalena?




El hecho de que las estrellas principales ( eta Herculis y Zeta Herculis) de la constelación de Hércules coincidan con San Ildefonso, pudiera ser casual, pero ¿recuerdas donde muere según la leyenda el lagarto de la Magdalena?

"...Se cuenta que un preso - pastor ( cualidades ambas de Hércules) para obtener su libertad, lleva al lagarto desde el manantial de la Magadalena hasta San Ildefonso, donde finalmente revienta..."





 





















Las principales estrellas de la constelación de Hércules, coinciden con elementos significativos de la leyenda del Lagarto-Dragón de Jaén.




Además el árbol identificativo, el árbol que le fue consagrado a  Hércules era el álamo, su árbol preferido, ¿qué tenemos junto al convento de las Bernardas?
Un hermoso parque de álamos. La alameda




La alameda de Jaén con sus dos columnas hercúleas, situada en consonancia con la constelación del mismo héroe griego y repleta del árbol que le fue consagrado



Por otra parte, la versión cristianizada del héroe mítico recae sobre San Miguel y San Cristóbal, de ahí que en la Puerta del Ángel haya un San Miguel, y que San Cristóbal tenga unos enormes retablos, tanto en San Ildefonso como en la Catedral, amén de una antigua ermita que existía en la alameda consagrada a San Cristóbal. Igualmente la devoción a Santa Marta es muy fuerte en ambas parroquías, detalle a tener en cuenta, ya que se cuenta que Santa Marta también derrotó a un dragón.

























El héroe cristianizado San Miguel corona la Puerta del Ángel, situada bajo las coordenadas de Hércules.








Detalle del San Miguel que corona la puerta del Ángel; a sus pies un dragón vencido.


Podemos concluir que Jaén tiene mucho que ver tanto con Hércules, como con el jardín de las Hespérides.
Por cierto, si es verdad que el dragón custodiaba el Jardín, podemos intuir donde estarían esas manzanas doradas observando  la disposición del dragón;


























El dragón guarda el cerro de Santa Catalina, ¿era este el jardín de las Hespérides?



Si repasamos la leyenda  sobre la historia de las Morillas de Jaén, en su versión oficial, ésta nos cuenta que, efectivamente la acción transcurre en el Castillo del cerro de Santa Catalina.



Hércules y la ciudad de Martos


En uno de los mamotretos del Retrato de la Lozana Andaluza, se cuenta que Hércules fundó la ciudad de Martos, creó la Peña y colocó ciertas columnas, bien en la iglesia de S. Marta o bien las que hay en el ayuntamiento.



























En esta novela medieval, se recoge una curiosa creencia de que Hércules fundó Martos y su Peña.

Lo cierto es que Hércules rendía continuamente ofrendas al Dios Marte, y puede que sea este el topónimo de Martos, de ahí probablamente también la devoción a Santa Marta, por similitud lingüística, que profesa Martos a esta virgen. También es cierto que hay datación de una columna encontrada en 1504, aunque su origen pudiera ser romano.

¿Santa Marta? Si observamos la historia e iconografía de S. Marta vemos que:

"...Al morir Jesús, los allegados a éste, y en especial Lázaro, hermano de Marta y testigo vivo del milagro del judío, fueron subidos a un barco y soltados sin timón a la deriva. Llegaron a las costas francesas, donde le acogieron, pero cuenta la tradición cristiana, que vivían aterrados bajo el yugo de un dragón, al cual S. Marta derrotó..."



























El dragón - serpiente a los pies de Santa Marta, derrotado.


Una santa que derrota a un dragón, como Hércules...


















Se cuenta que en el lugar donde hoy se encuentra la iglesia de Santa Marta en Martos, antes había un lugar dedicado al culto de Hércules.





Su autor, Francisco Delicado, conoce Martos y recoge la creencia popular de que la columna allí encontrada fue depositada por el mismo hércules.

En el marco de esta obra, Carlos V se vanagloria ante unas tropas italianas de ser de Martos y por tanto descendiente de Hércules que es el emperador y fundador de Martos.


























columnas en el ayuntamiento de Martos



La Peña de Martos, supuestamente levantada por Hércules 




Castillo en la Peña de Martos, desde donde fueron lanzados al vacío los Hermanos Carvajales ( otros buscadores de la Cava) por Fernando IV , el emplazado.









En resumen 

La geolocalización nos indica que el jardín de las Hespérides está en el Oeste, al norte de África, y que además Hércules, que cruzó el estrecho, estuvo en Martos ( según una creencia popular medieval recogida en la  citada obra ) cuando le fue encargado robar las manzanas a las Hespérides, que por cierto eran tres, ( ¿Aixa, Fátima y Marién?) y por añadidura, había un dragón custodiando el manzano (¿nuestro lagarto de la Malena?...)

Además podemos comprobar como Jaén tiene varios de sus edificios más representativos alineados según la mitología griega referiéndose a Hércules y las Hespérides.


Aixa, Fátima y Marién

¿Por qué estos nombres y no otros?

Verdaderamente son nombres árabes, nombres de morillas, pero no son arbitrarios, en modo alguno.
Empezemos por el último...Marién.

¿Quién era Marién?

Marién, María...si, si,  la mismísima virgen María tal y como aparece en el Corán.  Los musulmanes,  a la virgen María de la biblia cristiana, la llaman Marién.

Pero, ¿aparece la virgen María en el Corán?

Nos sorprenderíamos si echásemos un ojo a la cantidad de personajes biblícos que aparecen en los tres libros sagrados de las religiones semitas ( judía, cristiana y musulmana. ) La virgen es uno de ellos.





 La Cúpula de la Roca de Jerusalén. Sinagoga, templo, mezquita...lugar donde se encuentra una roca sagrada para las tres religiones



 No es de extrañar que las tres principales religiones tomen prestados idénticos personajes, ya que todo empezó en Jerusalem, el verdadero lugar de poder de todo el planeta. La roca que guarda la Cúpula de la Roca es reclamada por los seguidores de Abraham, ya que sobre esa roca, éste iba a sacrificar a su hijo ante Dios. También es sagrada para los cristianos, ya que es ahí donde Jacob tuvo su sueño, que le conducía ante el mismo Dios, y por último es el lugar donde Mahoma ascendió a los cielos, a lomos de su caballo, como así lo corroboran las huellas del equino y del mismo profeta islámico. ¿Da una roca para más?





 Planta de la Cúpula de la Roca donde podemos observar el triple recinto amurallado que rodea la parte central donde se encuentra la roca, tres recintos que representan a tres religiones, pero un solo lugar sagrado.


Aisha, Aixa, "la que vive". Según el Corán la "madre de todos los creyentes". Esposa predilecta del profeta Mahoma.

Fátima, según el Corán, hija de Mahoma. Se cuenta en este libro sagrado para los musulmanes, que los descendientes de Fátima eran los guardianes de las enseñanzas sagradas.

























La mano de Fátima. Uno de los pocos amuletos que utiliza la religión musulmana, pero usado por otras religiones también. Un vestigio de misterio dentro de una religión tan férrea. Un amuleto compartido por muchas religiones.


Los nombres de las morillas, no son tan arbitrarios, quizás pretendan encubrir o intenten aunar a las tres religiones; Marién, la madre de Dios, Aixa, la madre de todos los creyentes, Fátima, la portadora del conocimiento religioso, el talismán para muchas otras religiones, o visto de otro modo más burdo:

Marién icono para el cristianismo
Aixa  icono para el islamismo
Fátima icono para todos los demás creyentes 



Versión oficial de las Morillas de Jaén

No cabe duda, que la leyenda o la historia de las morillas es bien distinta, siguiendo a  J. Chamorro Lozano en su delicioso libro "Guía artística y monumental de Jaén" nos cuenta que:

"Cuentan que la hermosa Zoraida se casó con Abú-Omar, gobernador de la ciudad y se amaban con locura, pero su felicidad fue efímera. Éste fue asesinado por un traidor. Zoraida, entonces, apenada huyó del castillo. Unos soldados del jefe árabe la encontraron exánime en los alrededores. En el mismo sitio en que asesinaron a su esposo y en su diestra mano ella oprimía el tahalí de pedrería de su amado. La tradición cuenta que en aquel mismo sitio brotó un manantial de riquísima agua. el manantial de "Caño Quebrado" y antes "Fuente de la Mora". Cerca de allí, o quizás en la misma fuente, Axa, Fátima y Marién, gustaron a un caballero cristiano un día en que se hallaban cogiendo manzanas y aceitunas."



La fuente de "Caño Quebrado" antiguamente se llamaba "Fuente de la Mora" por aquel terrible asesinato.



A estas alturas el caballero pudiera tener multitud de simbología, pero lo que nos interesa de la leyenda oficial, es que ocurre en el cerro de Santa Catalina, que era el lugar que custodiaba el dragón, y sobre todo lo que la "ingenua" cancioncilla nos transmite es que iban a coger las manzanas ( ¿de Hera?)

Y hallábanlas cogidas,
y tornaban desmaídas
y las colores perdidas
en Jaén,

(¿cogidas por Hércules?) 




Soy consciente de lo peregrino de esta hipótesis, pero realmente es curioso que esta cancioncilla haya perdurado hasta nuestros días y no otra. También es muy significativo que ninguna otra localidad tenga la leyenda del lagarto que tenemos en Jaén y que nadie sabe de donde proviene con exactitud. Asombroso es igualmente la disposición de las construcciones de los enclaves históricos de Jaén, perfectamente alineados con constelaciones ( igual que las pirámides egipcias.) Llamativo es cuando menos, que muchos topónimos, nombres de parques o nombres de pueblos coincidan con creencias populares que se hunden en la noche de los tiempos. Todo está por descubrir. Todo está por conocer. Conoce Jaén.

Bonita versión de las Morillas de Jáen


viernes, 2 de julio de 2010

La Línea Telúrica de Jaén

Año 3.500 a.C. Un puñado de hombres se instala en las inmediaciones del cerro Veleta, en pleno valle del Quiebrajano. Construyen su pequeña urbe, amurallan el recinto, y en la puerta de entrada al complejo, plantan un dolmen sagrado. Todo aquel visitante que penetre en el poblado, ha de pasar bajo el influjo y el respeto hacia los muertos. Éste es un lugar especial y todo aquel que se interne en él, antes de nada, ha de pagar este modesto, pero sagrado tributo. 
La madre tierra, la Diosa Madre, Gaia, se muestra de forma feaciente en este enclave. Los primeros pobladores de Jaén lo saben y como muestra de profundo respeto y perfecta simbiosis, plasman con sus pinturas los lugares que ha escogido la Diosa para que sean habitados. Son sutiles indicios, pequeñas pistas, para que sean descifrados por toda persona que aún no se ha separado de la Madre Tierra, para aquellos que aún no se han "desnaturalizado".

La Diosa Madre, nos ha tendido una mano en Jaén; una línea mágica atraviesa Jaén; una corriente Telúrica ( aunque al nombrarla así pierda parte de su magia) un suerte de corrientes electromagnéticas, corrientes subterráneas acuíferas, plieges sinclinales, fallas, accidentes geográficos significativos; todo aunado, todo en una línea, que atraviesa Jaén de Noroeste a Suroeste, todo sentido y asimilado por nuestros primeros pobladores, porque ellos  si que escuchaban las manifestaciones de la Diosa Madre, y por una razón u otra, en justo tributo a nuestros jienenses ancestrales, debemos, al menos, observar esa Línea Ley, esa línea mágica, telúrica, ese nervio de la Tierra, y así, pagar el modesto, pero sagrado tributo a aquellos pobladores Mineros del cerro Veleta, aquellos que allá por al  IV milenio antes de Cristo, palparon esta línea mágica y decidieron dejar de ser nómadas, porque decidieron  fundar Jaén, con esta referencia mágica.

Veamos por donde discurre esta línea ley:



























Vista aérea de la Línea Telúrica que recorre Jaén


video



En esta primera parte, es de justicia conocer los lugares de paso de la Línea Ley dentro de la capital, para en una segunda aproximación conocer los lugares del extrarradio por donde discurre la línea.

Si nos fijamos, los elementos que atraviesa la Línea son la Magdalena, con su manantial de agua y con su Mito del Dragón, nuestro querido lagarto de la Malena. No es casual ni fortuito que un ser legendario guarde los lugares sagrados, los lugares especiales; esto ocurre en todas las culturas y en todas las épocas. Algunos exégetas afirman que nuestro Lagarto procede de los mitos o familia de mitos de lucha de la región India-Mesopotámica.






































Para algunos autores, el trazado de la ciudad en el S. XVII, sugería la forma de un lagarto o dragón.



Después, La judería; otro elemento que se presta al simbolismo y a la interpretación cuasi mágica, ya que, la tradición simbólica ancestral, ha sido recogida en gran parte por los cabalistas judios, por lo que no es de extrañar que el pueblo judío, supiera muy bien, donde se asentaba.

Continuando con el recorrido, nos faltan los elementos cristianos; efectivamente, las iglesias más emblemáticas de la ciudad están cerca de la Línea, sin contar con el monasterio de Santa Clara, el más antiguo de Andalucía. Los ideólogos cristianos no son ajenos a la tradición pagana y han de suplantar los lugares de culto por centros religiosos cristianos. Por último, el gran centro espiritual, la catedral, atravesada de lleno por la corriente.
 
 La ubicación de la catedral, no es casual

La tradición dice que hay ciertas aves, que son sagradas, porque residen allá donde hay una corriente Telúrica, es el caso de las golondrinas, los vencejos y los grajos. Por eso, jamás los expulsaran de la  Catedral.

También, es conocido que en Jaén, en el lugar donde actualmente está la catedral, antes ha habido una Capilla gótica que no se terminó, y antes una mezquita, y antes un Dolmen, y ha sido lugar de culto, desde que el hombre se asentó en Jaén.

Por cierto, si observamos donde termina la Línea, vemos que justo acaba en el castillo Templario de Otiñar, es sabido, que los Templarios, intentaron aunar todas las creencias religiosas humanas para hacer un mundo mejor, por eso instalaban sus emplazamientos en lugares que los ancestros consideraban mágicos, por eso, no quisieron dejar pasar la oportunidad de plasmar su sello en el lugar más mágico de la ciudad... la catedral o el dolmen sagrado.



 Castillo Templario de Otiñar, ubicado en plena Línea Telúrica

















Firma de los Canteros Templarios, en uno de los muros de la Catedral de Jaén






















































LA LÍNEA TELÚRICA DEL EXTRARRADIO DE JAÉN

 Una primera visión de por donde transcurre la Línea nos indica que aprovecha el valle del Quiebrajano






























Vistas del Valle del Quiebrajano

Si continuamos el sentido de la Línea hacia atrás, es decir desde el Castillo de Otiñar hasta Cerro Perulera, nos encontramos con los siguientes enclaves:



Poblado Neolítico de Cerro Veleta

Fueron los que se integraron de pleno en la Corriente Telúrica. Construyeron su poblado en la cima del Cerro Veleta, lo amurallaron y en la entrada colocaron un Dolmen, para el culto a sus difuntos.

Eran mineros, y en este lugar tenían su cobijo y su taller, extraían y trabajaban las abundantes vetas de sílex que hay en el Barranco de La Tiná y del Cerro de la Fuente de la Peña. Luego estos utensilios los intercambiaban , fundamentalmente a los habitantes de la magnífica aldea de Marroquíes Bajos. Aldea insólita para su tiempo, por la sostificación de sus construcciones (  2 km de murallas y 8 km de fosos ) y la aglomeración de habitantes, cuando lo usual, eran las costumbres semi-nómadas en  pequeñas tribus.



Recostrucción de Marroquíes Bajos, de Narciso y Zafra, donde podemos observar su similitud con las descripciones platónicas de la Atlántida



Este Dolmen servía de acceso al poblado minero de Cerro Veleta


LAS PINTURAS RUPESTRES DEL ENTORNO DE OTIÑAR

Como hemos visto todos los grabados rupestres se agrupan en derredor de la Línea Telúrica,  y son formas d emarcar el paso, de señalizar los lugares y establecer los puntos dominantes o los más inaccesibles, por lo que para ser "leídas" o entendidas, se han de recorrer todas las cuevas, desplazándose de una a otra, buscando cobijo y los lugares rituales, para desentrañar su significado. Así, podemos enumerar 44 estaciones rupestres en el  Valle de Otiñar, lo que convierte a esta zona en uno de los mayores conjuntos rupestres de la península.

Poyo de la Mina
Se accede a él a través de una repisa horizontal, existe una gran grieta de más de 25 metros de profundidad. Ha sido explorada pero no se han encontrado restos significativos.Las pinturas están muy tenues y apenas son perceptibles.







Poyo de entrada a la gran gruta de Cerro Veleta




























Gruta o mina que le da nombre al abrigo







































Calco realizado de las pinturas; así eran originariamente.






















Cueva de Los Herreros

Está muy cerca del poyo de la Mina, estas son algunas de sus pinturas.






















































Este es el calco realizado


























Estos grabados, para algunos teóricos pueden suponer algún tipo de protoescritura















































Imagen femenina al cuidado de un rebaño



Cueva de los Soles

Santuario dedicado al culto. Ha sido labrado con pequeñas oquedades donde han colocado sus dibujos.




















Vemos que las pinturas han sido dañadas, de lo cual, ya de dado cuenta al Patronato de Cultura





































Sus Calcos







































































Vista de la Cueva de los Soles, hay que realizar una pequeña trepada para llegar a ella


Peñas de Castro


Tras dos intentos, no he conseguido localizar las pinturas, no obstante en los pocos documentos que hay al respecto, indican que están muy mal conservadas, por lo que unido al desconocimiento exacto de las cuevas, resulta complicado, dar con ellas.


























Vistas del valle desde un abrigo en las Peñas de Castro



























Jaén, desde las Peñas de Castro, imagen tomada de entre los dos picos que simulan "tetas" de cabra




































Cabras en las Peñas de Castro




























Misteriosa ermita, de reciente construcción, en las Peñas de castro, semiescondida.


























¿Un emplazamiento cristiano, en un lugar de culto ancestral?


























Vista general de las Peñas de Castro.



Los Cañones

Sin duda, el enclave con más grabados y los de más complicado acceso. La llamada "cueva de la diosa Madre" representa el dibujo más significativo de todo el complejo de Jaén. Pero para llegar a él, hay que nadar, remontar el río y una fuerte ladera.



























Cerrada de los Cañones de Jaén



















































Las pinturas aquí están muy bien conservadas, tanto de la meteorología como de los desaprensivos, ya que el acceso, es complicado.











































Vistas del Canjorro, donde está la "sima de la encantada" lugar con multitud de restos neolíticos, desde la Veleta de los Villares







Ficha del grabado rupestre de la cueva de la Diosa Madre. Éste dibujo, sin duda muy sugerente, da nombre a la cueva



































Cerro De La Perulera

Si los lugares anteriormente descritos son únicos, el Cerro Perulera desprende algo más especial aún. Es el lugar de entrada de la Línea Telúrica a la capital, está muy cerca de la urbe pero es tan desconocido, que lo hace aún más mágico. Algunos autores afirman que se han encontrado grandes bloques de piedra tallados en forma redonda. Enormes rocas antiquísimas, traídas desde otro lugar a este cerro con una intención clara, pero ¿con qué fin? eso nunca lo sabremos, lo cierto es que esas rocas semienterradas tienen un gran parecido con los petroglifos del Barranco de la Tiná, y con ciertas representaciones de la famosa cornisa gótica de la catedral construida por el enigmático obispo Alonso Suárez de la Fuente del Fresno, así como ementos decorativos del coro de la catedral.














Única imagen disponible de la roca del Cerro Perulera



Tras dos intentos, tampoco he conseguido dar con las tallas redondas; las descripciones al respecto son parcas y es muy poca la información disponible. Quizá los arados han dado buena cuenta de ellas, o el evidente abandono del lugar las ha sepultado, bajo el rastrojo y el escombro.





















Cortijo de La Perulera, donde los pocos indicios que hay al respecto nos indican que han de estar las esferas




El círculo que se cierra, los grabados redondos en el principio y en el fin de la Línea. Elementos redondos representativos de la creencia ancestral del huevo primigenio, creador de toda vida, elementos que eran los que adoraban nuestros antepasados jiennenses.




























La catedral, las Peñas de Castro y el valle de Otiñar, se divisan desde el cerro de la Perulera


























Desde la Perulera en Primavera

Imagen de los grabados en forma circular del Barranco de la Tiná, junto a más trazos con intención de protoescritura
¿escribían nuestros antepasados antes que los sumerios?

























Detalle del coro de la catedral de Jaén ¿Qué significa esa bola?


























Tres esferas pequeñitas simuladas bajo el caballo que tira a Saulo, el fundador real de la Iglesia





















Detalle de la cornisa de la Catedral de Jaén, las tres esferas. Esferas del cerro Perulera y del Barranco la Tiná. Las esferas de la Línea Ley de Jaén.






Aún me quedan abrigos por investigar, la cueva del plato, la de la higuera, las pinturas de la Fuente de la Peña, de Rioguchillo, la Mella, etc. Aún así animo a todo el mundo a visitar estos lugares tan cargados de simbolismo y tradición, lugares tan cercanos a nosotros y tan desconocidos, que tenemos la suerte de tener al alcance de la mano. Debemos sentirnos afortunados y orgullosos de ser Jienenses, por la magia que desprende nuestro entorno. Conoce Jaén.